¡Terminamos ya el curso! El último día para poder subir trabajos será el día 8 de Mayo a las 23:59. A ponerse las pilas que ya queda poquito!!!!

martes, 8 de diciembre de 2009

Hermanos Machado (Parte 1)

ANTONIO MACHADO

Antonio Machado nace en Sevilla y se educa en la Institución libre de Enseñanza. En 1907 obtiene cátedra de Lengua francesa, que profesó durante cinco años en Soria. Allí se casa y muere su esposa. Se traslada a Baeza donde se enamora más tarde de Pilar Valderrama (Guiomar en sus poemas). De ideología republicana y progresista, en 1939 se exilia en Francia. Días después, muere en Collioure.
Pertenece a la Generación del 98. Es un poeta modernista; pero se acerca mucho al simbolismo, ya que esta muy influenciado por el y por Bécquer.















Sus temas más recurridos son el tiempo; reflejado siempre a través de símbolos (reloj. Agua, etc.), la soledad, el tema de Dios, el sueño; como forma de conocimiento, de acercamiento a la realidad, el amor (especialmente de Leonor Izquierdo). Luego aparece Guiomar (Pilar Valderrama), que es un amor platónico.
El autor refleja sentimientos como la angustia, la melancolía, etc.

Su estilo se caracteriza por los símbolos, como la tarde o el reloj. Antonio Machado es un poeta que quiere llegar al lector, que pretende que su poesía se entienda; por eso presenta un sencillez formal y métrica; y además son habituales los poemas alejandrinos y la silva-romance.






Obra poética:


Tras sus primero poemas, más sensitivos, Machado se adentra en una poesía menos sensorial y más personal. Una poesía que era una honda palpitación del espíritu, como el mismo expresa. También más reflexiva y profunda, una poesía definida como palabra esencial en el tiempo.
Sus obras más importantes son:


Soledades, Galerías y otros poemas; esta obra apareció publicada como Soledades (1903). Años más tarde, Machado reelabora el libro, añade otras composiciones y vuelve a editar el poemario con el título señalado (1907).El poeta se muestra envuelto hacia adentro e íntimo, a menudo con un tono de melancolía. En sus versos utiliza diversos símbolos: las galerías, el sueño, el agua. Plasma en la obra sus vivencias, sus sentimientos, sus recuerdos, sus ensoñaciones, y aborda temas universales como el tiempo, el hombre, el amor, la muerte o Dios.
Desde un punto de vista formal, se aprecian en las composiciones su preocupación por el ritmo, la musicalidad o el cromatismo.





Campos de Castilla (1902); En esta obra Machado se expresa con la palabra más sobria y austera, más comedido en el lenguaje, pero hondamente expresivo. Logra con estos versos una de las mejores y más bellas obras de toda la poesía española. El libro está formado por poemas de diversa índole y el autor centra gran parte de su mirada poética en Castilla y en España.
Junto a la descripción de las tierras de Soria, en la que Machado se muestra mas objetivo o vierte en ella su espíritu y su emoción, este grupo de composiciones descubre también a partir del paisaje una reflexión critica sobre España, su historia, sus gentes, sus males, el contraste entre un ayer glorioso y un presente mísero y desolador. Todo ello cabe en el largo romance narrativo la tierra de Alvargonzález.


Más tarde, el paisaje de Castilla deja paso al de Andalucía desde allí, evoca el recuerdo de Leonor. No por ello olvida el tema de España.
La reflexión filosófica cabe en unos breves poemas agrupados como Proverbios y cantares… Machado incluye también en estas páginas diversos elogios dedicados, entre otros, a Rubén Darío, Juan Ramón Jiménez o Miguel de Unamuno.




Soria fría, Soria pura,




cabeza de Extremadura,




con su castillo guerrero




arruinado, sobre el Duero;




con sus murallas roídas




y sus casas denegridas!




¡Muerta ciudad de señores




soldados o cazadores;




de portales con escudos




de cien linajes hidalgos,




y de famélicos galgos,




de galgos flacos y agudos,




que pululan




por las sórdidas callejas,




y a la media noche alulan,




cuando graznan las cornejas!




¡Soria fría! La campana




de la audiencia da la una.




Soria, ciudad castellana




¡tan bella! bajo la luna.











Nuevas canciones (1934); obra miscelánea y desigual, esta formada por diversos apuntes y evocaciones del paisaje andaluz y de las tierras castellanas, un centenar de breves composiciones que siguen la línea sentenciosa y filosófica iniciada en Proverbios y cantares… algun recuerdo a Leonor y otros variados poemas.


Antonio Machado también escribió prosa y teatro (junto a su hermano Manuel machado).

1 comentario:

  1. Por lo largo, el poema parece una serpiente. Cuidado con la ortografía.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.